La sorpresiva inauguración de Lukashenko es una reunión de ‘ladrones’,’ dice la oposición de Bielorrusia.

El líder bielorruso Alexander Lukashenko ha sido investido Presidente, según los medios de comunicación estatales, mientras continúan las protestas por su acalorada victoria electoral.

El servicio de prensa estatal del país publicó imágenes de la ceremonia no anunciada, que tuvo lugar en la capital, Minsk, el miércoles. No se avisó previamente del evento, lo que tomó por sorpresa a los periodistas locales y a los activistas de la oposición.

El político de la oposición Pavel Latushko describió la ceremonia como una «reunión de ladrones».
Lukashenko fue declarado ganador de la votación en agosto, pero las figuras de la oposición lo han acusado públicamente de amañar la votación, y desde entonces han desaparecido del país.

Decenas de miles de manifestantes también han tomado las calles en manifestaciones masivas en todo Belarús durante semanas.

Latushko acusó a Lukashenko de llevar a cabo una «operación especial de autoinuguración».
«Bajo la protección de la policía antidisturbios, en una atmósfera de secretismo, en un estrecho círculo de funcionarios traídos apresuradamente. ¿Dónde están los jubilosos ciudadanos?

¿Dónde está el cuerpo diplomático? Para ser honesto, parece más bien una reunión de ladrones para la coronación de otro ladrón», escribió el líder de la oposición en los medios sociales.